Proyectos

Proyecto de oficina

En este proyecto se plantea la implantación de espacios comunicados, pero de alguna forma delimitados.

La incorporación y necesidades de los puestos de trabajo delimitan la distribución y planteamiento del proyecto. Se tienen en cuenta tanto las medidas mínimas requeridas como la comodidad y accesibilidad a los mismos.

Manteniendo estas premisas se plantea una solución de áreas divididas por elementos que incorporan vanos de formas desiguales. Estos elementos permiten mantener el contacto visual y la comunicación entre puestos de trabajo, pero incorporando ese grado de intimidad requerida.

Las zonas que han sido creadas podrían dividirse en:

Recepción; una zona de acceso, que en rasgos generales ya nos advierte del diseño general del interior de las oficinas. Un aspecto llamativo y lleno de detalles.

Zona de trabajo; ubicados cada uno de los puestos de trabajo necesarios para el trabajo de oficina.

Zona de reuniones; un espacio llamativo, atrevido y diferenciador.

La búsqueda de nuevas soluciones en los centros de trabajo nos lleva a realizar una propuesta atrevida y desenfadada. Una propuesta que encaja dentro de un entorno creativo y mantiene las pautas de un puesto de trabajo convencional.

Este entorno evoluciona atendiendo a las necesidades de la oficina, los elementos divisorios cumplen funciones de almacenamiento; tanto con estantes como cajones en su parte inferior.

Se ubican elementos longitudinal que unen ambos puestos de trabajo, se trata de armarios de almacenamiento que permiten el acceso fácil y cómodo, diseñados específicamente para este entorno.

El empleo de materiales como la madera y la elección de piezas de mobiliario diferentes aportan al conjunto un ambiente informal y activo.

Destacando una de las zonas más llamativas de este espacio se distingue la sala de reuniones, un área de la oficina que se caracteriza por un diseño atrevido, innovador y de líneas cambiantes que confluyen en un concepto muy atractivo visualmente.

La iluminación por su parte se establece como elementos centrales, ubicados de forma regular con el fin de que abarquen la mayor cantidad de espacios posibles dentro de la oficina. Además se ubicará en cada mesa una lámpara de diseño que focaliza la zona de trabajo de cada empleado.