Tendencias en interiorismo y decoración 2015

 

 

Las modas en interiorismo cambian despacio y en general, las tendencias en decoración para este septiembre 2015 continúan en la línea de estilos de años anteriores. Los estilos industrial, ecléctico, retro, masculino o las tendencias ecofriendly siguen siendo los que más fuerte están pegando.

Por ello, lo realmente importante en interiorismo es encontrar un estilo personal donde prevalezca el protagonismo de la luz y del espacio, teniendo en cuenta que se acercan meses en que disfrutaremos de menos claridad y nuestros hogares no siempre cuentan con todos los metros cuadrados que desearíamos.

Pero no todo vale ni todo combina bien cuando el objetivo es conseguir un equilibrio entre la elegancia y la alegría o la paz y la frescura para nuestro hogar. Hay que realizar importantes elecciones de base como elegir el tamaño y los colores para nuestros muebles y tapizados, que han de combinar con las paredes y el resto de textiles de la casa.

En el mercado se pueden encontrar en la actualidad infinidad de propuestas de diseño que nos proporcionen la sencillez y armonía desedas; nosotros te proponemos este pequeño viaje por las últimas tendencias en interiorismo que más triunfan. Anota bien sus claves.

Colores cálidos y luz natural- ¿Tu casa está tal vez orientada al norte o cuentas con muy poco espacio? El diseñador de interiores Carl Larsson, representante fundamental del estilo nórdico, arrasó hace ya años con una tendencia que llegó para instalarse. Una decoración inspirada en los paisajes escandinavos que nos enseñó que a mayor claridad en los colores, mayor calidez y luminosidad en nuestro hogar.

Mezclar lo nuevo con lo antiguo- Pero no de cualquier modo. Se debe apostar por potenciar la luz del sol y la amplitud de los espacios a través de la pureza del blanco y demás propuestas cromáticas como pueden ser el beige, el gris o los ocres suaves. El toque de color puede estar en algún sutil estampado print o de rayas minimalistas.

Paredes, suelos y techos- Las paredes definen el espacio y por ello los colores claros son un imperativo. Podemos ayudar a multiplicar este efecto colocando puertas de cristal, tirando tabiques o reduciéndolos, etc. Si no contamos con techos altos, se puede ganar amplitud en los ambientes por medio de la pintura en las versiones más claras de los tonos cálidos. Igualmente, para la decoración de los suelos lo que triunfa son los materiales naturales como el cemento pulido o la madera clara poco veteada.

Elegir bien los muebles- Ha de buscarse para ellos una distribución armónica. Mejor si cuentan con un diseño recto, limpio, de materiales sencillos, que sean abiertos y funcionales, con puertas de vidrio y espacio de almacenamiento. También se los puede pintar del color de las paredes y dar así la sensación de que desaparecen de la decoración.

Materiales y texturas en contraste- No se debe abusar nunca de los contrastes en interiorismo. Al decorar espacios, mezclar demasiados colores y patrones restará interés al hogar. Mejor será combinar diferentes texturas, elegir accesorios de metal, vidrio, cerámica, madera y otros materiales rústicos. En cuanto a textiles, telas monocromáticas o piel serán la mejor baza. El algodón y el lino tampoco pueden faltar, pues son una apuesta segura para crear ambientes minimalistas, relajados y equilibrados.

Post your thoughts