¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de escoger una empresa de reformas?

A la hora de escoger una empresa de reformas la palabra clave es el presupuesto. En cambio, detrás de esta cifra se enmascara una gran cantidad de datos que conviene valorar antes de tomar una decisión.

Existen una serie de factores que hemos de tener en cuenta cuando estamos planteándonos contratar a una empresa de reformas: si nos ofrecen asesoramiento sobre la distribución, si nos han mostrado planos donde se ven reflejados los resultados de la reforma, si cuentan con diseños 3D…

Una de las sorpresas que debemos procurar evitar es el indeseable efecto hurón. Cuando hemos cerrado un presupuesto con una empresa sin tener todos los detalles de la reforma acordados, suele ocurrir que durante el progreso de la misma, el cliente no se siente satisfecho. Se improvisan cambios sobre la marcha para solventarlo y el presupuesto inicial aumenta.

Aunque pueda parecernos caro en comparación con otras empresas, es importante que el presupuesto que acordemos tras comparar varios precios esté ajustado a lo que realmente necesitamos y no menos, ya que de lo contrario, a la larga el precio se hinchará para poder lograr el resultado final que deseamos.

Hoy en día muchas empresas cuentan con página web y contactamos con ellas de manera virtual y a distancia. Sin embargo, es importante que la empresa que realice nuestra reforma cuente con alguna sede física a la que acudir en caso de alguna incidencia, ya que algunas empresas aprovechan la circunstancia de la impersonalidad para desentenderse de los inconvenientes.

Por otro lado, no es lo mismo efectuar la reforma de un chalé que de un apartamento. Cada clase de vivienda tiene unas necesidades específicas, y más aún si se encuentra en un espacio climatológico con características concretas. No es igual realizar reformas en Alicante, junto a la costa, donde el mar corroe los materiales, que en una ciudad con grandes contrastes de temperatura, donde los materiales se dilatan. Por ello es fundamental contactar con una empresa que sepa cuidar de todos los detalles, profesional, y que se haga cargo tanto de los requisitos técnicos como de la estética.

En conclusión, debemos escoger la opción que más se adapte a lo que deseamos, y que cumpla con nuestras necesidades de principio a fin, evitando las sorpresas desagradables y obteniendo el resultado soñado.

Post your thoughts