Puertas corredizas, ¿la clave para ganar metros?

Las puertas corredizas se han consolidado por motivos obvios como uno de los elementos más eficientes para aprovechar todo el espacio disponible que ofrece una casa. Son una opción ideal y un paso prácticamente imprescindible en las reformas integrales de viviendas, ya que ofrecen una imagen mucho más renovada del inmueble y además, tienen la capacidad de separar e integrar las distintas habitaciones que posee el hogar de una forma sencilla y elegante al mismo tiempo. Esta es sin duda su gran característica, y la que las ha convertido en uno de los productos más demandados por los grandes aficionados al interiorismo.

Tipos de puertas corredizas

Pero aunque pueda parecer una tipología por sí misma, dentro de las puertas corredizas hay varios tipos de puertas que merece la pena estudiar a fondo para saber cuál es el que mejor se adapta a lo que buscamos. Hay distintos métodos para clasificarlas, pero el más elemental de todos ellos es dividirlas según el modo de integración que tienen con respecto a la pared. Se podría decir que hay tres grandes tipos:

  • Puertas empotradas: están integradas en el interior de la pared con un raíl dentro del propio marco. Su gran característica es que la puerta desaparece casi totalmente cuando está abierta, lo que crea una unión entre los distintos espacios muy eficiente
  • Puertas corredizas sobrepuestas: las puertas más demandadas en los últimos años. Su gran seña de identidad es que valora a la puerta y su sistema de deslizamiento (el herraje) como un elemento decorativo más de la casa. Son el tipo que mayor gama de colores y materiales ofrece para encontrar la mejor combinación con la estética de la casa
  • Puertas plegables: este tipo de puertas estaba muy enfocado a superficies comerciales y locales de hostelería, pero cada vez está más presente en hogares. Es el que mayor capacidad de integración y separación de espacios ofrece, razón que le ha llevado a ser un gran reclamo para los interioristas. Pueden ocupar la pared en su totalidad, o solo una parte.
Las puertas correderas de ayudarán a ganar muchísimos espacio

Con las puertas correderas ganarás modernidad y amplitud. Imágenes de Pinterest.

¿Qué puertas necesita la casa definitiva?

Si por casa definitiva entendemos una casa que siga la última moda en cuanto a decoración, la opción más factible son las puertas corredizas sobrepuestas. Son el tipo más demandado, sobre todo en lo que se refiere a puertas de madera, un material hegemónico en el interiorismo, pero lo cierto es que no es el único.

Las texturas y tonos metalizados cada vez están más presentes en los hogares debido al buen momento que vive la decoración industrial, cuyos adeptos aumentan día a día en todo el mundo. El acero es sin ninguna duda el elemento estrella en este sentido, sobre todo en lo que se refiere a los cerrajes. De hecho, la gran tendencia en cuanto a puertas corredizas es un sistema de deslizamiento metálico con una puerta de madera, aunque las combinaciones de materiales son prácticamente infinitas.

Los fabricantes han desarrollado una inabarcable variedad de modelos para que cada cliente encuentre la puerta ideal para cada habitación de su vivienda u oficina. En este caso, no podemos olvidarnos de las puertas acristaladas, una tendencia en pleno auge debido a la optimización de los espacios de trabajo que existe en la actualidad. Las compañías buscan la diafanidad y la elegancia sin descuidar la privacidad, y en ese sentido, las puertas corredizas de cristal juegan un papel fundamental.

El interiorismo, aplicado tanto a los despachos como a las viviendas, persigue un objetivo común: crear espacios vanguardistas, y para ello, las puertas modernas son un elemento clave. Sea el material de fabricación que sea, la decoración huye de aparentar cualquier sensación relacionada con la antigüedad. Aunque esto pueda parecer paradójico debido al éxito de modas como la vintage o la retro, estos estilos juegan con el hecho de emplear estéticas de tiempos pasados aplicadas al presente.

Puerta corredizas de exterior, una opción ideal para tu vivienda

Puertas corredizas, también para exterior. Una opción ideal. Imágenes de Pinterest.

Puertas de interior y puertas de exterior, cómo acertar en su elección

Las necesidades de las puertas de interior son muy distintas a las que tienen las puertas de exterior. Estas últimas deben estar fabricadas con un material resistente a cualquier incidente atmosférico para que su estética perdure con el paso del tiempo y no se dañe con la mínima sensación de humedad.

Otro aspecto fundamental es la seguridad ante cualquier intento de robo. Las puertas blindadas suelen estar asociadas únicamente a la defensa del hogar, pero se pueden encontrar con acabados de madera para que la estética exterior del inmueble no se deteriore. Además de estos factores, las puertas de exterior también deben estar en consonancia con la fachada en aspectos técnicos, por lo que si la vivienda está preparada para aislar el frío, el calor o el ruido, la puerta elegida debe estar en concordancia con esto o se perderá cualquier intento de aislamiento.

En cambio, las puertas de interior tienen un fin bien distinto a este, aunque también pueden favorecer al aislamiento del ruido en algunas habitaciones. Pero por encima de todo, las puertas corredizas de interior cuidan sobre todo la estética de la vivienda, integran y separan espacios, ¿cuáles son los modelos más apropiados? Depende de cada espacio. Hay espacios más proclives a combinarse y separarse como el salón y la cocina, y otros donde la privacidad es un elemento imprescindible, como el aseo. A continuación te mostramos uno de nuestros proyectos en el que, como verás, nos decantamos los las puertas corredizas para ganar amplitud en cocina y baños:

Cada zona de la casa tiene su propio lenguaje, pero si sigues los consejos que te hemos dado, aprenderás a que la comunicación entre todas ellas sea la mejor posible.

Post your thoughts