El diseño en la comida

Cuando hablamos de diseño, en general, muchas veces no somos conscientes de que todo está diseñado, de una forma u otra, mejor o peor, con más o menos dedicación, pero todo lo que “se crea” está diseñado: nuestros ordenadores, nuestros coches, los móviles, la ropa…y la comida.

  En el diseño de la comida hay varios factores a tener en cuenta, además del sabor, porque prácticamente todos los sentidos juegan un papel importante si el plato está bien diseñado: el gusto (evidentemente), el olfato, la vista, el tacto, y en ocasiones también el oído, cuando un plato está bien diseñado, todos los sentidos interactúan.

En la cocina de autor actual, se combinan sabores, colores y texturas, y todo emplatado siempre con el criterio necesario para hacer destacar el producto a vender, en este caso, el plato cocinado.

  Un gran chef sabe cuándo debe emplatar sobre blanco para destacar el color del alimento estrella, o cuando es mejor emplatar sobre una pieza de pizarra negra,por ejemplo, y darle al alimento ese aire rústico o clásico.

Lo que está claro (y más después de haber visto MasterChef), es que, cuidar la estética de los platos es fundamental para que el resultado guste más a los comensales, ya lo dijo Steve Jobs, “la estética es el alma de todas las cosas”.

Loli Pardo.

Post your thoughts