Diseño de fachadas

Todos cuidamos nuestro aspecto exterior: nuestro corte de pelo, nuestra ropa, nuestras gafas de sol… A todos nos gusta que, lo que mostramos por fuera, sea un reclamo para luego mostrarnos por dentro.

Luego llega la hora de emprender, de abrir nuestro negocio, ese hijo que esperamos que nos saque del apuro de la crisis. Queremos vender, atraer clientes, demostrar que nuestros productos o servicios son los mejores. Cuidamos el marketing, hacemos promociones, ofertas, una página de facebook, twitter, un blog…pero…¿cual es el mejor reclamo de un local comercial? Su fachada.

Si tenemos un buen producto, un buen trato con el cliente, incluso un local bien diseñado por dentro, pero la fachada no está en sintonía con todo esto, nunca conseguiremos cazar al cliente que pretendemos. La fachada del local es un reflejo de la calidad del producto o del servicio que queremos ofrecer.

  Si pudieras elegir, ¿a cual de estas 2 clínicas dentales irías?
  En época de bonanza, no importaba cómo fueran los locales, había dinero y ganas de gastarlo, así que, los clientes en potencia no reflexionaban tanto dónde gastar su dinero, pero hoy en día el comerciante tiene que salir a la caza de los clientes.
¿Dónde preferirías cenar hoy?
  A veces hay que esforzarse un poquito más, económicamente hablando, para llegar a tener una fachada que destaque frente a las de su alrededor.
   Pero otras veces, en la mayoría de los casos, con la misma inversión que teníamos prevista para la fachada, y con la ayuda de profesionales, podemos tener la fachada perfecta para nuestro negocio, que refleje lo que queremos transmitir a nuestros clientes.
  El ser humano, por naturaleza, es curioso, y si hay algo que le llama la atención, siempre quiere saber más…
  …¿podrías resistirte a entrar en una de estas cabañas, aunque supieras que por dentro está vacía?
-Loli Pardo-

Post your thoughts