Cocina abierta: Cómo integrar tu cocina en el salón

Muchas veces, a la hora de hacer una reforma en nuestra vivienda nos planteamos los espacios de cocina comunicados o abiertos directamente al salón. Este concepto todavía no es aceptado en muchos casos por los inconvenientes que puede conllevar: olores, orden, ruido… En la actualidad hay multitud de acabados y opciones en electrodomésticos que nos favorecen esta integración en este tipo de espacios y ayudan a reducir todas estas desventajas que hemos enumerado. ¿Quieres saber cuáles son las claves que te ayudarán a crear la cocina abierta perfecta? ¡En este artículo te lo contamos!

3 imprescindibles para cocinas integradas en el salón

A continuación, hablamos de las 3 claves que debes seguir a la hora de crear una cocina abierta, las cuales te harán olvidar las desventajas de las cocinas integradas y harán que te decantes por este tipo de composición para tu hogar:

Reducir el conjunto a la mínima expresión

La importancia en este caso viene prederminada por la composición del diseño de líneas rectas y ausencia de tiradores, complementados con la elección de electrodomésticos integrados. El resultado es un conjunto totalmente uniforme, favoreciendo a la integración de estos espacios en salones, entiéndelo como un todo, como un conjunto homogéneo.

Para crear una cocina integrada en el salón en fundamental elegir electrodomésticos integrados.

Importancia de la elección de materiales

Ya que nuestra intención es integrar la cocina a nuestro salón hay que cuidar cada detalle. Los materiales que se escojan van a ser los principales en la composición visual de ambos espacios, y por lo que, si no pensamos en combinar o complementar ambas zonas no conseguiremos crear este entorno unificado.  La elección de colores o acabados como por ejemplo la madera nos puede aportar calidez y ayudarnos a su vez a combinar con diferentes piezas en salón; sillas, mesas o incluso accesorios decorativos que sigan en la misma línea.

Electrodomésticos integrados y que reducen el ruido

Podemos encontrar, por ejemplo, modelos de frigoríficos que reducen el ruido y  además el sistema no-frost  ayuda a evitarlo. Otro aspecto a tener en cuenta es dejar una distancia mínima entre el frigorífico y la pared, de este modo el aire circula libremente por el motor y se consigue que no sufra a la hora de enfriar y no haga ruido.

En cuanto a la campana, deberemos tener en cuenta que no exceda de 70dB aprox. en la máxima potencia para asegurarnos preservar el mínimo ruido posible.

A continuación, te mostramos un vídeo con varias propuestas de diseño para una cocina abierta. ¡Seguro que te inspirarán!

Cocina abierta, ¿la mejor solución?

Como hemos comentado anteriormente, existen muchos contras para decidirse por una cocina abierta (tales como malos olores, ruidos, desorden visible…). Sin embargo, si elegimos electrodomésticos integrados y apostamos por la armonía de colores y acabados, seguro que conseguiremos un buen resultado y sobre todo adaptado a la necesidad y funcionalidad que buscamos en una cocina integrada en el salón.

¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que las cocinas integradas en el salón son la mejor solución? ¡Queremos conocer tu opinión!

Post your thoughts